Trastornos de conducta y falta de límites en niños y adolescentes

Trastornos de conducta y falta de límites en niños y adolescentes

Los trastornos de conducta(TC), trastornos negativistas desafiantes (TND) cada vez son más frecuentes en las consultas de psicología. Muchas veces nos llegan muy pequeños con 5 – 9 años, pero lo más complicado es cuando llegan siendo adolescentes, ya que el problema de conducta, la falta de límites, las agresiones verbales y físicas son más fuertes y graves hacia las personas que les rodean. Por ello recomendamos que si hay un diagnóstico de trastornos de conducta o trastorno negativista desafiante que se acuda al psicólogo para realizar un tratamiento psicológico individual y familiar.

 

Aquí os ponemos lo que dice el manual de trastornos mentales sobre lo qué es el Trastorno negativista desafiante y los trastornos de conducta.

 

Clasificación según el DSM V:

 

Trastorno negativista desafiante

A.Un patrón de enfado/ irritabilidad, discusiones/actitud desafiante o vengativa que dura por lo menos seis meses, que se manifiesta por lo menos con cuatro síntomas de cualquiera de las categorías siguientes y que se exhibe durante la interacción por lo menos con un individuo que no sea un hermano.

Enfado/irritabilidad

  1. A menudo pierde la calma.
  2. A menudo está susceptible o se molesta con facilidad.
  3. A menudo está enfadado y resentido.

Discusiones/actitud desafiante

  1. Discute a menudo con la autoridad o con los adultos, en el caso de los niños y los adolescentes.
  2. A menudo desafía activamente o rechaza satisfacer la petición por parte de figuras de autoridad o normas.
  3. A menudo molesta a los demás deliberadamente.
  4. A menudo culpa a los demás por sus errores o su mal comportamiento.
Vengativo
  1. Ha sido rencoroso o vengativo por lo menos dos veces en los últimos seis meses.

Trastornos de conducta

A. Un patrón repetitivo y persistente de comportamiento en el que no se respetan los derechos básicos de otros, las normas o reglas sociales propias de la edad, lo que se manifiesta por la presencia en los doce últimos meses de por lo menos tres de los quince criterios siguientes en cualquier de las categorías siguientes, existiendo por lo menos uno en los últimos seis meses:

Agresión a personas y animales (criterios 1-7), destrucción de la propiedad (criterios 8 y 9), engaño o robo (criterios 10-12) y incumplimiento grave de normas (criterios 13-15):

  1. A menudo acosa, amenaza o intimada a otros.
  2. A menudo inicia peleas.
  3. Ha usado un arma que puede provocar serios daños a terceros.
  4. Ha ejercido la crueldad física contra personas.
  5. Ha ejercido la crueldad física contra animales.
  6. Ha robado enfrentándose a una víctima.
  7. Ha violado sexualmente a alguien.
  8. Ha prendido fuego deliberadamente con la intención de provocar daños graves.
  9. Ha destruido deliberadamente la propiedad de alguien (pero no por medio del fuego).
  10. Ha invadido la casa, edificio o automóvil de alguien.
  11. A menudo miente para obtener objetos o favores, o para evitar obligaciones.
  12. Ha robado objetos de valor no triviales sin enfrentarse a la víctima.
  13. A menudo sale por la noche a pesar de la prohibición de sus padres, empezando antes de los 13 años.
  14. Ha pasado una noche fuera de casa sin permiso mientras vivía con sus padres o en un hogar de acogida, por lo menos dos veces o una vez sí estuvo ausente durante un tiempo prolongado.
  15. A menudo falta en la escuela, empezando antes de los 13 años.

 

¿Qué podemos hacer nosotros cómo madres y padres?

  • Si tienen Trastorno de conducta, Trastorno negativista desafiante o creo que tiene un problema a la hora de aceptar los límites, entonces debo acudir a un psicólogo especialista en trastornos de la conducta.

 

  • En algunas situaciones también deberé acudir al psiquiatra para que él pueda valorar el diagnóstico y su afectación.

 

  • Nosotros debemos hablar con respeto sin perder la calma. Es difícil, pero no imposible. Debemos ser conscientes que cuanto más nerviosos nos ponemos, más nerviosos se ponen ellos.

 

  • Mantener las normas, es decir, si he puesto un límite con la videoconsola lo debo respetar, al igual que si he puesto un castigo / una consecuencia, la debo cumplir.

 

  • Nunca permitir que me falten el respeto, por eso es importante que desde que son pequeños debo inculcar la idea de que en casa y fuera de ella no se insulta a la gente ni a la familia.

 

  • Dar importancia a las agresiones físicas ya sean empujones o el tipo que sean. Muchas veces en consulta nos encontramos con familias a las que sus hijos las pegan, les tiran objetos y piensan que eso no son agresiones, por eso es importante dar importancia a cualquier tipo de agresión para no permitir más.

 

  • Tanto si son niños como si son adolescentes es importante que tengan tareas en casa para fomentar la autonomía. En este sentido nos encontramos con muchos casos de adolescentes que no tienen ninguna tarea en casa, porque todas las hacen sus padres por ellos.

 

  • Es importante resaltar las cosas que ellos hacen bien y que ellos las escuchen. Detrás de un trastorno de conducta hay muchos problemas de autoestima.

 

La autoestima de tu hijo

 

 

  • En consulta hablando con los pacientes muchos de ellos tienen el concepto de que “son malos”, por lo que a nivel terapéutico hay que ayudarles a cambiar ese esquema mental que tienen de ellos mismos, trabajando la autoestima tanto con ellos como con su familia.

 

  • Desde la consulta de psicología se trabaja el control de impulsos, la resolución de conflictos, la comunicación entre la familia, la autoestima, estrategias de afrontamiento etc.

 

Desde Terapia y emoción recomendamos que si una familia está teniendo problemas con los límites de sus hijos, la situación se les escapa o ya están empezando a tener problemas de agresiones verbales y/ o físicas entonces es una señal de alarma para buscar ayuda psicológica. A veces pensamos que es algo pasajero, es algo puntual, ya se le pasará y muchas veces él tiempo lo que hace es cronificarlo, por ello es importante acudir a expertos en Trastornos de conducta.

Os recomendamos que también podéis leer la entrada del mes de mayo ¿Cómo saber si mi hijo tiene TDAH / TDA? y la entrada del mes de junio Becas para alumnos con necesidad educativa específica de apoyo educativo

Psicólogos en Alcorcón y Madrid.

En Terapia y Emoción hay psicólogos especializados en terapia psicológica de adultos, adolescentes y niños. Os recordamos que nos podéis encontrar en Alcorcón, Diego de León, Chueca y Embajadores. Para cualquier información o petición de cita, nos podéis llamar 637746372 o enviarnos un email a pilargilpsicologa@gmail.com y terapiayemocionpsicologos@gmail.com

La adicción a los videojuegos

La adicción a los videojuegos

¿Mi hijo tiene adicción a los videojuegos?

El post de hoy habla sobre la adicción a los videojuegos y a las nuevas tecnologías, a través de él, te queremos ayudar a identificar si tu hijo / hija o si tú mismo como adulto puedes tener una adicción a los videojuegos o a las nuevas tecnologías.

¿Te acuerdas cuando ibas en el metro y todo el mundo estaba leyendo?

Ahora mismo en el metro, el tren ¿a quién ves leer un libro de papel?

La sociedad ha cambiado, antes cogías el metro, el tren y podías ver cómo las personas pasaban sus trayectos de ida al trabajo, la universidad leyendo libros, ahora mismo los smartphones o teléfonos inteligentes han sustituido a los libros, observar los paisajes, reflexionar sobre el idea, nuevos proyectos, lo que vas hacer el fin de semana etc.

¿Has reflexionado como madre o padre cuánto tiempo pasas con el móvil?

¿Cuántas veces enciendes el móvil mientras que estás comiendo o estás con los peques o tus hijos adolescentes?

Desde que son muy pequeños ya pasan mucho tiempo enganchados a las pantallas a través de nuestros móviles, las tablets, las televisiones, las videoconsolas. Por todo ello debemos cómo padres y madres enseñarles a hacer un uso responsable sobre el manejo de las nuevas tecnologías para evitar una adicción a los videojuegos y las nuevas tecnologías.

La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) ha actualizado sus pautas para bebés, niños y adolescentes respecto al uso de tecnología y de medios de comunicación. Las principales recomendaciones son:

a. Los bebés menores de 18 meses deben evitar el uso de pantallas, excepto el video chat (como Skype o Facetime).

b. Los bebés de 18-24 meses solo deben ver programas de alta calidad, seleccionados por los padres. Se recomienda que los padres estén presentes cuando sus hijos ven la TV para ayudar a sus hijos a comprender lo que están viendo.

c. Los niños de 2 a 5 años no deben tener una exposición superior a 1 hora por día de pantalla (incluidos Internet, mensajes de texto, televisión, películas y videojuegos). Se recomienda que los padres vean juntos la programación que ven los niños para ayudarles a comprender el contenido y aplicarlo al mundo que les rodea.

d. Los niños de 6 años en adelante deben tener límites constantes en su tiempo de pantalla, sobre los contenidos que ven y debemos asegurarnos de que el tiempo de pantalla no interfiera con el sueño adecuado, la actividad física u otras conductas esenciales para la salud.

Los límites para evitar la adicción a los videojuegos y las nuevas tecnologías:

 

Los psicólogos de  Terapia y emoción en Alcorcón y Madrid te recomendamos lo siguiente:

1. Establece un límite con tus hijos sobre el uso de las pantallas (Móviles, ordenadores, videoconsolas, televisiones, Tablets). No vale poner un límite de 2 horas con el móvil, si luego va a estar otras 2 horas con el ordenador y otra hora más con la videoconsola y otra hora más con la tablet. El tiempo que se pone engloba todo dispositivo de pantalla.

2. Métele en actividades de ocio. Enséñale que hay otro mundo dónde también se puede divertir en función de un interés que él tenga. Ejemplos: deporte, gimnasio, canchas de baloncesto, salir con la bicicleta, ir de senderismo, los Scouts, el ajedrez, actividades extraescolares que le gusten etc.

3. Explicarles que no dormimos con los móviles. Cuando un adolescente mete su móvil en su habitación para dormir, lo que nos podemos encontrar es que se va a dormir a la 1 o las 2 de la madrugada visualizando videos, hablando por el washap con sus amigos o metiéndose en el Instagram o lo mismo sucede cuando se ponen a estudiar con el móvil delante.

4. Las comidas libres de móviles tanto los suyos como los nuestros. Crear la comida como un espacio dónde podamos conocerles mejor, preguntarles por sus intereses, las cosas que les gustan, que les apetece hacer el fin de semana.

5. Ser consciente de que el primer modelo soy yo como madre o padre. En este sentido para evitar la adicción a las nuevas tecnologías y las videoconsolas debo saber que tengo que dar ejemplo.

6. Si ves que con estas pautas no es suficiente, entonces te aconsejamos acudir a un psicólogo.

Si quieres saber si realmente tu hijo / hija o tú mismo puedes tener un problema con la adicción a los videojuegos o las nuevas tecnologías, los psicólogos de Terapia y emoción te recomendamos que rellenes este cuestionario y si ves que la mayoría de las respuestas son afirmativas, entonces te aconsejamos que acudas a un psicólogo para realizar un tratamiento a nivel familiar y / o individual en el caso de ser un adulto.

TEST DE ADICCIÓN A LOS VIDEOJUEGOS Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

 

1. ¿Con que frecuencia lleva más tiempo jugando del que pretendía estar?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = Nunca

2. ¿Con que frecuencia tiene relaciones de amistad con gente que sólo conoce a través de foros de videojuegos?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = Nunca

3. ¿Con que frecuencia personas que le rodean te dicen que pasa demasiado tiempo jugando?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = Nunca

4. ¿Su actividad académica (Colegio, instituto, universidad) se ve perjudicada porque dedica demasiado tiempo a jugar?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

5. ¿Se ha vuelto reservado cuando alguien le pregunta a qué dedica tu tiempo de ocio?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

6. ¿Se evade de sus problemas de la vida real pasando un rato con actividades relacionadas con los videojuegos?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

7. ¿Se encuentra alguna vez pensando en lo que va a hacer la próxima vez que retome “esa partida”?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

8. ¿Teme que su vida sin videojuegos sea aburrida y vacía?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

9. ¿Se siente molesto cuando alguien le interrumpe mientras está jugando?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

10. ¿Con que frecuencia pierde horas de sueño pasándolas con actividades relacionadas con los videojuegos?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = Nunca

11. Durante la realización de otras actividades diarias, le sorprendes pensando en temas de videojuegos?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

12. ¿Le ha pasado alguna vez eso de decir “solo unos minutitos más” antes de apagar el pc o consola?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

13. ¿Ha intentado alguna vez pasar menos tiempo jugando y no lo ha logrado?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

14. ¿Trata de ocultar ante alguien cuanto tiempo pasa realmente jugando?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

15. ¿Prefiere pasar más tiempo con amigos virtuales, jugando online o discutiendo en foros de videojuegos, que con sus amigos en la vida real?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

16. ¿Se siente ansioso, nervioso, deprimido o aburrido cuando no está jugando?

1 = Raramente
2 = Ocasionalmente
3 = Frecuentemente
4 = Muy a menudo
5 = Siempre
0 = No

Test adaptado por Terapiayemoción.
Psicólogos en Alcorcón y Madrid.

En Terapia y Emoción hay psicólogos especializados en terapia psicológica de adultos, adolescentes y niños. Os recordamos que nos podéis encontrar en Alcorcón, Diego de León, Chueca y Embajadores. Para cualquier información o petición de cita, nos podéis llamar 637746372 o enviarnos un email a pilargilpsicologa@gmail.com y terapiayemocionpsicologos@gmail.com

Aprendiendo a controlar la ansiedad

Aprendiendo a controlar la ansiedad

Aprendiendo a controlar la ansiedad

La ansiedad está muy relacionada con nuestra respiración, de hecho las personas cuando sufrimos niveles de ansiedad significativos o cuando sufrimos ataques de pánico estamos teniendo momentos de hiperventilación, de ahí que algunas veces podamos sufrir mareos o sensación de caernos.

A través de la respiración diafragmática y los ejercicios de mindfulness aprenderemos a controlar nuestra respiración y nuestra ansiedad.

Mindfulness

Aquí os dejamos un ejercicio de mindfulness para controlar nuestra respiración del libro “Mindfulness para familias”. A través de este libro podréis encontrar varios ejercicios muy prácticos para realizarlos con los peques.

 

“Vamos a convertirnos en pequeños y poderosos elefantes. Busca una posición cómoda en la que sentarte con la espalda recta, erguida. Cierra suavemente los ojos y dibuja una ligera sonrisa en tu cara.

Presta atención a tu respiración. Como si tu nariz fuese esa trompa larga y poderosa del elefante y siente cómo si el aire entra por ella más fresquito y cómo sale, en la espiración, un poco más caliente.

Si quieres, puedes poner tu dedo índice bajo tu nariz, justo donde sale el aire para sentirlo mejor. Ahora, que ya sabes cómo es la respiración consciente, vamos a practicarla hasta que escuches la señal de la campaña.

Si en algún momento, sientes que te has distraído o te descubres de repente pensando en otra cosa, no pasa nada. Es normal. A todos nos ocurre. Simplemente, sonríe amablemente y regresa de nuevo a sentir cómo tu respiración te cuida, te mece, gracias a su bonito movimiento permite que tu cuerpo y tu mente descansen a través de la respiración.

Os recordamos la importancia de practicar los ejercicios de respiración de forma continuada, así cuando los hagamos con nuestros hijos podemos practicarlos antes de irnos a dormir.

 

En Terapia y Emoción hay psicólogos especializados en trastornos de la ansiedad y el estrés. Os recordamos que nos podéis encontrar en Alcorcón, Diego de León,  Chueca y Embajadores. Para cualquier información o petición de cita, nos podéis llamar 637746372 o enviarnos un email a pilargilpsicologa@gmail.com