Muchas personas tienen y sufren de dependencia emocional hacia sus parejas, sus amigos, sus hijos incluso también hacía determinados objetos.

¿Quieres saber si tienes dependencia emocional?

Una persona con dependencia emocional tiene un perfil con estas características:

  1. Baja autoestima.
  1. Miedo a la soledad: no pueden estar solos, su vida les parece mejor al lado de alguien, sienten la necesidad constante de estar con una persona a su lado.
  1. Lugar prioritario de la relación: anteponen su pareja al resto de familiares, amigos, obligaciones, etc. Cuando empiezan con una relación dejan a un lado a sus amistades, empiezan a quedar menos hasta que al final prácticamente solamente quedan con sus amigos si pueden ir con su pareja.
  1. Necesidad de acceso continuo a la pareja: en algunos casos la persona con dependencia emocional quiere saber dónde está su pareja, la escribe constantemente, revisa sus redes sociales etc.
  1. Autoanulación: Renuncian a ser ellos mismos, con el fin de agradar a su pareja. Pueden llegar incluso a aceptar realizar determinados actos que les parezcan denigrantes, o no les reporten ninguna satisfacción. Algo muy habitual es empezar a hacer determinados deportes, aficiones, intereses que le gusten a la pareja, dejando a un lado lo que les gusta a ellos.
  1. Deseos de exclusividad: El dependiente deseará una exclusividad recíproca, donde el centro de la vida del otro sea él. No dudan en aislarse del resto del mundo para pasar más tiempo con su pareja.
  1. Necesidad de agradar: No solo a su entorno cercano, sino también a los desconocidos. Les preocupan las críticas y el rechazo del resto. Llevan a cabo comprobaciones para asegurarse que los demás les acepten.

 

  1. Déficit de habilidades sociales: No tienen un adecuado desarrollo de la asertividad.
  1. Ocupar un papel inferior en la relación de pareja: Esto no excluye que pueda suceder lo contrario, ya que también existe la dependencia emocional dominante.
  1. Las llamadas o washaps que nos inundan de felicidad: esperamos ansiosos a esa llamada o ese washap hasta tal punto que eso es lo que nos hace más feliz al cabo del día, por lo tanto si no recibimos esa llamada o washap de nuestra pareja nos inundan sentimientos de vacío, tristeza y desesperación incluso en algunas ocasiones de ansiedad.

 

En el libro del Principito hay una conversación que nos muestra qué es esto de la dependencia emocional.

El Principito

Dependencia emocional

  • Si tú amas una flor de la que no existe más que un ejemplar, uno solo, en los millones y millones de estrellas, eso basta para hacerte feliz

cuando la miras. Te dices “Mi flor está más allá, en alguna parte”. Pero si una ovejita se come tu flor, para ti será como si,  bruscamente, todas las estrellas se apagaran.

 

Este texto nos muestra que a veces en las relaciones de pareja pensamos que nuestra felicidad depende única y exclusivamente de nuestra pareja, por lo que la ausencia de ella nos haría infelices. Debemos aprender a que nuestra felicidad y nuestro estado de ánimo, autoestima depende de muchas más cosas y personas.

La dependencia emocional y los celos:

A veces las personas con dependencia emocional sienten celos patológicos. 

Estos celos hacen que la persona sienta o haga:

  • Llamadas persistentes o washaps para vigilar / controlar a su pareja.
  • Controlar y revisar constantemente las redes sociales (Facebook, instagram) de sus parejas para ver si les escriben personas del sexo contrario.
  • Impedir o mostrar rechazo a que la pareja pueda quedar con otras personas especialmente si son del sexo contrario o que puedan quedar con sus amigos de fiesta, viajes situaciones donde ellos piensan que les pueden ser infieles.

 

Las fases del modelo del ciclo de violencia en una pareja: 

La Teoría del ciclo de la violencia de Leonor Walker (1979) nos muestra las tres fases de violencia que aparecen en las relaciones de pareja. Conocerlas nos ayuda a saber si estamos en alguna de ellas y si necesitamos ayuda.

  • Fase de tensión creciente: durante esta fase se dan agresiones psicológicas por cambios bruscos en el estado de ánimo del agresor o por inconvenientes cotidianos. En estas situaciones, la víctima se siente confundida y tiende a querer calmar esa tensión, adoptando una posición sumisa.
  • Fase de explosión o agresión: en esta fase el agresor toma consciencia de la gravedad de lo que hace e intenta justificar lo sucedido, mientras que la víctima esta en una situación de no creerse lo que la está pasando.
  • Fase de arrepentimiento, reconciliación o “luna de miel”: el agresor se muestra arrepentido por sus actos y promete que no se volverán a repetir, buscando el perdón de la víctima. La víctima, al ver el arrepentimiento del agresor, lo ve como una pérdida de control que no volverá a suceder, confiando en que la relación volverá a ser cómo en los primeros meses donde no había control, ni reproches, donde todo era perfecto.

Factores que me van a proteger de sufrir dependencia emocional y violencia en el noviazgo:

  • Alta autoestima.
  • Habilidades de comunicación y resolución de conflictos.
  • Independencia, autonomía.
  • Apoyo familiar.
  • Red social de amistades.

También os recomendamos,si os interesa el tema leer el libro de Violencia en el noviazgo.

Dependencia emocional. violencia de género, control

¿Te gustaría superar tu dependencia emocional?

Los psicólogos de Terapia y emoción te dejamos unas pautas para conseguirlo.

  1. Sé consciente de que sufres dependencia emocional y de que quieres cambiar esa situación.
  2. Retoma las relaciones de amistad. Queda algún día con un amigo / a con la que hace tiempo que no quedabas, pero RECUERDA queda sin tu pareja. A lo mejor a tus amistades les apetece quedar solamente contigo para contarte sus problemas o aspectos de su vida que no quieren compartir con nadie más.
  3. Apúntate a alguna actividad en la que vayas tú sól@ sin tu pareja, descubre que también puedes hacer cosas tú sol@ e igualmente puedes disfrutar y divertirte con otras personas.
  4.  Aprende a quererte y saber que tu vida puede ser feliz y plena con alguien o sin ella.
  5. Si piensas que tienes problemas de autoestima y dependencia emocional ve a un curso de habilidades sociales, autoestima o acude al psicólogo, así te conocerás mejor a ti mism@.
  6. Ser consciente y recordar que nosotros no necesitamos a una pareja para ser felices, es cierto, que puedo sentirme bien cuando estoy con él o con ella, pero mi vida no depende exclusivamente de mi pareja ni mi felicidad absoluta de ella o de él.

Todo esto es muy importante trabajarlo, porque ante una ruptura, las personas con dependencia emocional dejan de ver sentido a la vida, se sienten vacíos, les falta algo, a veces como han perdido todo tipo de apoyo social no tienen a nadie con quien contarles cómo se sienten. Por todo ello, debemos aprender a estar a veces solos, a tener nuestras propias actividades o momentos con nuestras amistades, a reforzar nuestra autoestima.

Los psicólogos de Terapia y emoción llevamos trabajando desde hace varios años con pacientes que sufren dependencia emocional. Si tienes depedencia emocional nos puedes escribir o llamar, te escucharemos y te ayudaremos.

Psicólogos expertos en dependencia emocional en Alcorcón y Diego de León.

En Terapia y Emoción hay psicólogos especializados en terapia psicológica de adultos, adolescentes y niños. Os recordamos que nos podéis encontrar en Alcorcón, Diego de León, Chueca y Embajadores. Para cualquier información o petición de cita, nos podéis llamar 637746372 o enviarnos un email a terapiayemocionpsicologos@gmail.com