Últimamente me gusta preguntaros por las redes sociales y en las sesiones a mis pacientes ¿de qué te gustaría que escribiera?, ¿qué artículo necesitas?. Por eso en las últimas semanas, se ha repetido un tema varias veces “la procrastinación en el TDAH». 

¿Qué es la procrastinación?

Todavía recuerdo hace 10 ó 12 años cuando un paciente en medio de una sesión me dijo ¿tú crees que yo suelo procrastinar? Yo soy muy humilde y le dije «¿qué es eso?», entonces él me dijo que había visto en varios artículos de Google que procrastinar era algo que hacían las personas con TDAH y/o TDA que consistía en alargar aquello que no te apetecía hacer, pero qué sabías que tenías que hacerlo.

A lo largo de los años en las sesiones, los cursos de formación, la frase “procrastinación en el TDAH” es raro no escucharla, ya todo el mundo asocia procrastinación con TDAH y está en el lenguaje de muchos pacientes y profesionales.

Si alguien me preguntara: ¿qué es procrastinar? diría que es cuando emocionalmente no te apetece hacer algo, por algún motivo (desidia, ansiedad, rechazo, baja motivación, miedo etc) y lo alargas hasta el máximo que puedes, aunque eso te vaya a crear problemas o consecuencias.

También creo que “la procrastinación” no es exclusiva en el TDAH y / o TDA

¿Puede qué suceda más?

Puede. Pero en el fondo tod@s procrastinamos más o menos en función de cómo nos encontremos emocionalmente y de nuestros mecanismos de defensa, toma de decisiones, iniciativa y formas de afrontar los conflictos.

¿Cuáles son las causas de la procrastinación?

¿Qué me hace alargar eso que ya sé que tengo que hacer ahora?

Son las emociones que tenemos en ese momento, las que nos impiden realizar lo que debemos entregar, presentar, realizar etc. A veces puede ser sentir la emoción de miedo.

¿A qué puedo tener miedo?

  • Miedo a fallar.
  • Miedo a no hacerlo bien.
  • Miedo a decepcionar.
  • Miedo a no ser suficiente.
  • Miedo a que se vuelva a repetir lo de siempre.
  • Miedo a equivocarme

Podría seguir diciendo un largo listado de situaciones que me creen miedo y esa emoción, me impida realizar lo que debo hacer.

¿A qué puedo tener rechazo?

  • Rechazo a algo que no se me da bien y eso me hace enfrentarme a mis inseguridades.
  • Rechazo de hacer algo que sé que voy a tardar mucho y prefiero las cosas rápidas, que me conlleven menos tiempo.
  • Rechazo a hacer algo y saber que cuando lo presente habrá un “pero….”, “no es suficiente…”.

Muchas veces tenemos rechazo a hacer las cosas, en el fondo por miedo a enfrentarnos a nuestras propias inseguridades, por miedo a que nos critiquen o simplemente sé que eso me va a llevar mucho tiempo y hace que lo rechaze.

En conclusión, la procrastinación, tanto si tengo TDAH como si no lo tengo, se debe a las emociones que siento, son ellas las que la causan. Es un acto o una conducta como resultado de una emoción. Primero pienso, me lanzo unos pensamientos, estos me crean unas emociones, que son las que realmente generan la procrastinación.

¿Cómo se combate la procrastinación?

De la procrastinación se habla últimamente más en los pocos libros que hay de TDAH en adultos, pero todavía se habla desde un enfoque de la psicología muy conductual, eso significa, que se le dice a la persona o al paciente qué actos deberían cambiar de su vida para dejar de procrastinar, así, si una persona suele llegar tarde a las citas médicas o a cualquier reunión, se le dice que debería programarse una alerta en el móvil que le avisará con más tiempo para salir de casa.

procrastinar

¿Y esto realmente funciona?

Para algunas personas probablemente sí y en determinadas situaciones, pero no para tod@s, porque como hemos visto anteriormente detrás de alargar algo hay una emoción y es eso lo que hay que trabajar.

Por eso te invito a que te lances determinadas preguntas a ti mism@, y si después de esto sigues alargando las cosas, las situaciones, las decisiones, las actividades, los informes, el salir de casa para ir a una quedada o al trabajo, entonces te diría que nos pidas ayuda.

A lo largo de muchos años, he ayudado y ayudo a muchos niñ@s, adolescentes, jóvenes y adultos con TDAH y TDA a que aprendan a controlar y mejorar sus niveles de procrastinación y alargar las cosas.

  1. Piensa en algo que siempre alargues o procrastines.
  2. Cierra los ojos, porque así siempre conectamos mejor con nuestras emociones.
  3. Concéntrate en qué crees que te hace alargarlo.

¿Qué sientes?, ¿qué emociones encuentras en ti?

¿Es rechazo, miedo, desidia, baja motivación, ansiedad, tristeza?

¿Desde hace cuánto tiempo que lo llevas sintiendo?

¿Qué crees que lo originó?

¿Qué consecuencias te trae o te crea?, ¿te vale la pena tenerlas?

Será desde la emoción, desde saber qué es lo que me impide cambiar, lo que hará que se produzca el cambio. Lo conductual servirá para algunas cosas, pero no para todo.

En todos estos años, cuando utilizaba lo conductual, que todavía sigo usando para algunas situaciones que me cuentan los pacientes siempre algún paciente me decía:

“Yo me sé la teoría pero fallo en la práctica”

“Yo sé que me debo poner una alerta”, “yo sé que me debo ir a dormir antes”, “yo sé que debo llamar a la ITV 15 días antes de que finalice el plazo y no 15 días después”, pero…….

Luego me decían:

“Hay algo que me lo impide”

“Sé que lo estoy haciendo mal, pero me miento a mí mism@ y no sé cambiarlo”

Y sinceramente a lo largo de muchos años, muchos pacientes me han dicho ¿tú tienes algo de TDAH o TDA?

No lo sé, pero sé que hace mucho tiempo alargaba cosas que no me gustaba hacer cómo las facturas, me parece algo tedioso y aburrido de mi trabajo, pero también probablemente he alargado a veces decisiones en mi vida y seguro que ahora también lo hago, pero en menor medida. Lo que hizo que cambiara mi actitud fue saber qué había detrás de alargar las cosas, qué emoción había detrás y qué consecuencia me podía traer eso. Sinceramente después de trabajarlo mucho, las rutinas, el hecho de no alargar las cosas me proporcionan mucha tranquilidad y calma, además de gratificación, satisfacción y orgullo por mí misma.

Por eso…. Te invito a que, si sueles procrastinar, reflexiona sobre qué te hace alargar, posponer las cosas en tu vida seguro que sí modificas o mejoras esa área de tu vida, te sentirás mejor.

Desde Terapiayemoción os recordamos que nos podéis escribir o llamar para realizarnos cualquier consulta al número de teléfono 637746372 o enviarnos un email terapiayemocionpsicologos@gmail.com

Somos psicólogos expertos en ansidad, estrés, inteligencia emocional. 

No dudes en escribirnos, te responderemos y te escucharemos.

Os recordamos que también podéis ver otros artículos que hemos escrito sobre emociones Control emocional en adultos con TDAH«Me siento de bajón» ¿Qué puedo hacer?Ansiedad e incertidumbre¿Ansiedad y estrés por el Coronavirus?Las 5 claves para aprender mindfulness , ¿Cómo volver a la normalidad o aprender a parar? , Guía psicológica ante el CoronavirusGuía psicológica para familias ante el Coronavirus (Niños y adolescentes), Coronavirus y soledad

Y nuestra apariciones en la sección de Bienestar del ABC  Artículo ABC – «Por qué no sentirte culpable por lo que sientes durante la cuarentena».

Los test de personalidad triunfan, ¿por qué nos gusta tanto conocernos?

 

Psicólogos en Alcorcón y Diego de León (Madrid). Psicólogos presenciales y online en Madrid y cualquier parte del mundo.